En sus 40 años de ejercicio profesional, Primitivo González (ETSA de Barcelona 1978) desarrolla una extensa obra, que abarca además de la arquitectura, otras manifestaciones artísticas tales como la escultura. En paralelo a la práctica profesional, ha realizado una labor de investigación de carácter etnográfico centrada en la cerámica pre-industrial.

Su producción arquitectónica se desarrolla principalmente en Castilla y León y puntualmente en la Comunidad de Madrid. La mayor parte es de promoción pública e institucional, ganada por concurso, exceptuando algún proyecto de vivienda unifamiliar, interiores y vivienda colectiva.

Su obra se caracteriza por cierto grado de abstracción de herencia funcionalista y con raíces en el movimiento moderno, pero arraigado en el lugar, y con una fuerte conciencia de los materiales y el carácter humanizado de los espacios.

Una arquitectura contenida y sin excesos. Una práctica de reconocido prestigio, movida por el continuo esfuerzo de construir espacios que faciliten el desarrollo de una actividad de la manera más eficaz. El crear un clima que haga más grata la vida. El moverse sin estridencias, huyendo con rigor de todo esfuerzo banal.

Tras la crisis económica, el estudio recupera fuerza con energía joven. En 2014 se incorporan Noa y Ara González.

Tras graduarse por la escuela de Arquitectura de Madrid, ETSAM, han realizado una etapa de formación en estudios internacionales de reconocido prestigio, en España (Sancho-Madridejos e Idom), Bélgica (Robbrecht en Daem), Holanda (MVRDV) y Francia (Lacaton y Vassal).

El reconocimiento de esta nueva etapa queda inaugurada con el primer premio en el concurso para el Ayuntamiento de Salem en Alemania, la primera obra internacional del estudio, actualmente en construcción.